El órgano más grande del mundo que suena gracias a las olas del mar

En la localidad croata de Zadar se halla el órgano más grande del mundo. Pero no lo busquen en una iglesia. Se encuentra en las escalinatas que bajan al agua, en la costa. Y el órgano suena precisamente gracias al vaivén de las olas.

En la piedra blanca fueron talladas válvulas por las que entra y sale el agua, cuyo movimiento empuja el aire que es expulsado por 35 tubosdesplegados a lo largo de la costa. El sonido depende de la velocidad y empuje de las olas, siendo distintos en función de la fuerza del mar. Las armonías que surgen de tan curioso instrumento son pues aleatorias.

Fue creado por el arquitecto Nikola Basic y se inauguró en abril de 2005, convirtiéndose en uno de los principales atractivos turísticos de la zona. En 2006 se le concedió el primer premio (ex-aequo) de los Premios Europeos para Espacios Públicos Urbanos.